alberto olmos

para silvia nanclares

una imagen: alberto olmos cepillándose los dientes

el hecho de que alberto olmos aparezca en este poema significa
de algún modo
que es una persona importante
y sin embargo este poema no es importante
comparado con él este poema es prescindible en un sentido humano
poético
y electoral

si este poema no mencionara a alberto olmos
las probabilidades de que este poema llegara a oídos de sus oídos serían
ínfimas y sin embargo
el mero hecho de mencionar a alberto olmos entretenido en el acto de cepillarse los dientes aumenta exponencialmente sus posibilidades de llegar a él

quizá
alberto olmos
reciba este poema
y simplemente afirme que es un ejercicio autoficcional en la estela de tantos y tantos autores aunque
en el cuerpo de otro
que ni siquiera vale la pena comentarlo
cayendo así en la clásica paradoja «seré breve»

pero también existe la posibilidad de que alguien llame por teléfono a alberto olmos mientras se cepilla los dientes
(eso pertenecería al terreno de lo maravilloso)
y le hable de este poema

entonces alberto olmos leería este poema
(a pesar de que es una persona muy ocupada)
o tal vez sólo fragmentos salteados de este poema:
una y otra vez las palabras alberto olmos alberto olmos alberto olmos…

eso significaría que las mismas páginas que tú
insignificante lector (comparado con alberto olmos)
estás leyendo ahora
algún día podrían ser leídas por alberto olmos
y eso
piénsalo
te engrandece

bien.
alberto olmos
(al leer la profecía según la que él escribirá un par de entradas en su blog desechando este poema por demasiado obvio)
quizá decida no escribir dichas entradas
pero!
ahora que he postulado esa posibilidad en el poema
el silencio de alberto olmos será mucho más significativo que sus palabras
incluso si alberto olmos nunca llegara a leer este poema

ahora
alberto olmos está en una encrucijada:
esto se debe principalmente a que es una persona enfrascada (como todas)
en una lógica binaria

su alternativa ahora sería escribir sobre el poema
pero todo el mundo se preguntaría si lo hace porque quiere hacerlo o para desmentir la idea de que no escribe acerca de él porque en este mismo poema ya se prefigura esa posibilidad
(la de que él escriba sobre el poema)

bien.
alberto olmos ha escrito algún que otro artículo decente
como por ejemplo los premios se amañan para que gane el mejor.
sin embargo ha escrito algún que otro bodrio
como por ejemplo uno que se titula -creo- barbijaputa y madison
en el que demostró un perfecto desconocimiento del feminismo
del logos feminista
y de las propiedades terapéuticas del silencio para un hombre cishetero blanco de clase media
y que además era muy malo en todos los demás aspectos pero que sobre todo
pensaba una cuestión feminista fuera de la caja de la epistemología feminista
out of the feminist box y el feminismo
no se deja (lógico)
pensar desde fuera de la caja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *