El laberinto mecánico Portada

«Una lágrima en la lluvia» incluido en «El laberinto mecánico»

Para celebrar la HispaCon2015, Esdrújula Ediciones ha publicado El laberinto mecánico, una antología de relatos de CiFi, Terror y Fantasía. En ella, comparto espacio con Alfredo Álamo, Adriana Bañares, Francisco Jota-Pérez, Cristina Jurado, Ekaitz Ortega, Concepción Regueiro y Alfonso Salazar. Como bien dicen en la página de Esdrújula, hay «autores ya consagrados en el fantástico español, como son Alfredo Álamo, Concepción Regueiro o Francisco Jota-Pérez, otros que van camino de convertirse en futuros referentes, como es el caso de Cristina Jurado y Ekaitz Ortega, y por último el semidesconocido autor y editor hispano-argelino Munir Hachemi». Acepto con placer el puesto marginal al que me han relegado, y también la ausencia de posibilidades de ascenso.

En cuanto al relato —de título, ya lo sé, muy poco original—, es —de las muchas piezas de ciencia ficción que he intentado— una de las pocas que —creo— me han salido bien. Para leerlo, sólo hace falta saber qué es el Test de Turing.

En la página de Esdrújula podéis descargar el ePub. Aquí os dejo también el PDF: «Una lágrima en la lluvia».

Antología del Bukowski club Portada

«Poemas y demonios» en «Antología del Bukowski Club»

Hace unos años, poco antes de que el bar cerrara, Canalla Ediciones publicó una antología con lo que por aquel entonces se leía en la tarima del Bukowski Club (que, todo sea dicho, tenía nombre (Vanessa, si mal no recuerdo)). En dicho libro apareció un poema del que supongo que me arrepentiría si me identificase con el «Munir» que se supone que lo escribió. He aquí el cuerpo del delito.

Poemas y demonios

El tiempo es un sepulcro derramado sobre un sepulcro.
Un trino que gorgotea desde honduras incompletas.
La conjunción de cuerpos y gargantas en un solo Caos.
La negación de sí mismo.
El poema es el cadáver desplazado de unos niños en el tiempo.

La poesía es una sucesión de fosas
que gotean
un recién nacido aferrado al asa
de un chupete pérfido que no necesita
y ya envuelve la noche
que ha aprendido a no atrapar.
La poesía es la confirmación del loco.

La locura es un batir de acordes transitorios que aletean
golpeando nuestros rostros
y culpándonos por no haber emprendido la travesía
sur le bateau ivre Chopin estaba loco Borges Mallarmé la derrota el fracaso y
el alcohol debe de ser un caldo que conserva la cordura,
pues he visto a hombres en esquinas
y viceversa.
Hombres.

Los hombres sois un poema
capaz de leerse a sí mismo
y yo os envidio
pues mi cráneo ya se ha cascado
de tanto llamar a las puertas del Tártaro
y Lynch Paganini Nietzsche
y sus monstruos se sumergen
en las ruinas del tiempo por venir.

¿Y qué es el tiempo?
El tiempo es la continuidad de los sepulcros.