Cartografía en pedacitos

Leer «como si»

Advertencia preliminar

Si por cualquier motivo el lector de esta página creyera que la realidad preexiste al discurso, deberá tomarse el trabajo de convertir todo lo subjuntivo –verbos en subjuntivo, estructuras en subjuntivo, signos de puntuación en subjuntivo– en indicativo. Esto propiciará una mejor comprensión de un texto que se declara incapaz de admitir ingenuidad alguna. Si el lector, aun creyendo que la realidad preexiste al discurso, decidiera continuar leyendo en subjuntivo, deberá asumir la no-preexistencia del objeto literario (a riesgo de no entender absolutamente nada). Dicho esto.

Como si (aclaración o enredo de la “Advertencia preliminar”)

Decía Nietzsche que es necesario vivir e incluso pensar “como si”. Por lo tanto, también sería necesario leer “como si”. Probablemente él no hacía sino constatar la imposibilidad de un nominalismo absoluto, pero en cualquier caso eso en el fondo nos lleva a acatar el hecho ineluctable de que cambia, todo cambia (según Heidegger y Mercedes Sosa) si lo leemos «como si». El aforismo de Nietzsche fue enunciado como un aliento de vida o un mantra de autoayuda, pero aquí lo trataremos como una posición hermenéutica. Si no lo fuera, de hecho, estaríamos entendiéndolo como si lo fuese, que es de lo que aquí se trata. Podemos pensar que Nietzsche habría estado orgulloso de nosotrxs.

El resto del artículo en el Blog de Ediciones Paralelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *